11 mayo 2008

El Principito.

 Hoy, no se por qué extraña razón me apetece hablar de un libro. Soy una persona que siempre decía que no me gustaba leer, tal vez, porque durante todos estos años, en el colegio, instituto e incluso en la universidad, he tenido que leer libros que no me gustan, libros que al profesor si le gustan y que te obliga a leer a ti pensando que también te va a gustar, pero no es así, y acabas cogiendo manía a los libros y a leer, pero ese es otro asunto que tal vez trate otro día.

Este es el primer y podría decir casi que el último libro que he leído porque he querido, tal vez haya habido alguno más, pero sin duda éste es el mejor libro para mi y es mi favorito, lo he leído muchas veces, en español, inglés y francés y me encanta.

También dicen que es un libro para niños, pero yo creo que también lo deben leer los mayores. Cuando lo leí de pequeña, me gustó, pero había cosas que no llegaba a entender, y que sin embargo pasados los años y siendo más mayor si que he entendido y ha hecho que el libro me guste todavía más, me ha hecho reflexionar e incluso ver la vida y a mis amigos y familiares de diferente manera.

En este libro aparece la famosa frase "Lo esencial es invisible a los ojos", muy conocida por todo el mundo pero que pocos saben que la primera vez que se escucho esta frase fue en este libro.

Aquí os dejo un fragmento cortito del libro, en uno de sus primeros capítulos, me hubiera gustado poneros donde aparece la celebre frase, pero era mucho más largo. Os animo a que si no lo habéis leído lo hagáis, es sencillo y rápido de leer, y además es un libro muy bonito!

Si les he contado de todos estos detalles sobre el asteroide B 612 (planeta donde vive el Principito) y hasta les he confiado su número, es por consideración a las personas mayores. A los mayores les gustan las cifras. Cuando se les habla de un nuevo amigo, jamás preguntan sobre lo esencial del mismo. Nunca se les ocurre preguntar: "¿Qué tono tiene su voz? ¿Qué juegos prefiere? ¿Le gusta coleccionar mariposas?" Pero en cambio preguntan: "¿Qué edad tiene? ¿Cuántos hermanos? ¿Cuánto pesa? ¿Cuánto gana su padre?" Solamente con estos detalles creen conocerle. Si les decimos a las personas mayores: "He visto una casa preciosa de ladrillo rosa, con geranios en las ventanas y palomas en el tejado", jamás llegarán a imaginarse cómo es esa casa. Es preciso decirles: "He visto una casa que vale cien mil pesos". Entonces exclaman entusiasmados: "¡Oh, qué preciosa es!"

Dicen que si alguien te regala el libro y lo lees tres veces a lo largo de tu vida se te cumplirá un deseo, ya está en cada uno el leerlo o no. Yo reconozco que lo he leído hasta mas de 5 veces, porque me gusta leerlo de vez en cuando, porque es sencillo y corto, porque me engancha, y porque me parece que tiene mucha razón todo lo que dice en el libro. Yo como no puedo regalaroslo, os dejo un enlace a internet donde podeis leer el libro completo sin necesidad de compraroslo.

3 comentarios:

Di dijo...

Hola, a mi me gusta leer. Hay meses en los que leo compulsivamente y luego meses en los que no toco un libro, soy así y lo tengo asumido. Siempre agradezco que me recomienden un buen libro, y este ya me lo habían recomendado, a ver si este verano me animo y lo leo. Saludos!

Beneva dijo...

Holaaaaa:

Te debía un comentario y aquí esta.
Me encanta este libro me lo lei varias veces, la última en el centro comercial de mi ciudad mientras mi madre hacía unas compras. Además fue la primera entrada que públique en mi blog y el mensaje que tengo de bienvenida.

Un libro corto y del mismo estilo es el laberinto de la felicidad tiene un mensaje que te cambia la forma de ver la vida.
Un besazoooo

sonia7386 dijo...

Hola a las dos!

Lo primero de todo gracias por comentar en el blog, me gusta mucho que comente alguien.

Di, yo lo que más suelo leer es en inglés pero claro, debido a mis estudios no es nada raro, de hecho es lo más normal del mundo. Espero que cuando lo leas te guste, e independientemente de que te guste o no pues que me cuentes que te pareció porque me gustaría saberlo.

Beneva, sí que me había fijado en la frase de tu blog y me encanta leerla cada vez que entro. Me pasaré cuando tenga un ratito a buscar tu post sobre el principito porque me ha picado la curiosidad jeje, no conozco el libro que comentas, pero si algún día me pica la vena literaria barajaré la posibilidad de leerlo, gracias por la recomendación.

Besos a las dos.

>