Cargando...

Páginas

Ir de cañas y el amigo que bebe agua

No penséis nada raro, seguro que cuando habéis leído el título del post os ha recordado a alguna situación vivida con amigos o conocidos y te has identificado en uno de estos dos grupos:
1. Eres de ese tipo de personas a los que no les gusta la cerveza ni las bebidas con gas.
2. Tienes el típico amigo del grupo 1.

Si estás pensando a que grupo pertenezco está claro... ¡al primero! :D

Si os paráis a pensar, ir de cañas con los amigos es algo la mar de normal, divertido, entretenido, está de moda, mola... pero para aquellos a los que no nos gusta la cerveza puede convertirse en una situación difícil porque... ¿qué hacemos? 

Recibes una llamada/mensaje/ whatsapp de un amigo en el que te avisa de que han quedado para ir de cañas y empieza un ritual en tu cabeza que más o menos siempre es el mismo... Pa que voy a salir de cañas, si no me gusta la cerveza y al final voy a terminar bebiendo agua y siendo el rarito del grupo... a lo que después piensas... claro, que si me quedo en casa soy raruno y además marginado y luego me van a venir con que fulanito ha estado con menganita... que si a pepito le ha pasado tal cosa y no te has enterado por no ir de cañas... asi que mejor voy a salir, me bebo mi botellita de agua tan pichi y paso un rato guay con los amigos.

Claro... que todo esto se te olvida cuando el camarero pregunta que quieres, a lo que respondes "una botella de agua" y ya la has cagao,  tanto el camarero como tus amigos te miran con cara rara y piensas... "pa que habré venido..." Finalmente, y después de haber pasado ese momento ya puedes estar tranquilo... siempre y cuando no se cambie de bar claro :P

¿Qué pasa si tienes un amigo de estos en tu grupo? Pues que deberías pensar en lo mal que lo pasa el pobre cada vez que quedáis todos para ir de cañas!!!

Asomándome...

Toc toc...
¿Hay alguien por aquí?

Una vez más vuelvo por estos lares con la intención de poder actualizar con más frecuencia de la hasta ahora hecha, tampoco voy a actualizar todos los días, pero espero que las ganas de actualizar el blog con las que me levanto, sigan igual cuando llego a casa.

Todo esto tiene una explicación, trabajo como Social Media Manager en una agencia de publicidad y comunicación online, es decir, las 8 horas que paso trabajando, lo hago entre blogs, foros, y la infinidad de redes sociales de cada uno de mis clientes y su competencia. Dicho esto... entenderéis por qué razón me levanto a las 8 de la mañana con unas inmensas ganas de actualizar mi blog, pero después de 8 horas así, ignoro cada día más, mis blogs (acordaros del otro de publi que tengo) y mis propios perfiles en redes sociales.

En fin... ¡menudo rollo os acabo de contar! ¿Qué tal va el veranito? Yo me he cogido los viernes de vacaciones. ¡Sí! ¡Los viernes! No conozco mucha gente en Madrid y muchos findes me voy, asi que decidí hacer "puente" todos los findes de manera que paso la mitad de la semana en Madrid (de lunes a jueves a.m) y la otra mitad en Santander (de jueves p.m a lunes) ¡Me sienta genial! Disfruto de mi familia todo lo que puedo, y de la playa todo lo que el tiempo me permite (que este año mira que está el tiempo tocapelotas).

¡Me voy a visitaros a todos! Espero que muchos sigáis todavía por aquí :P
Y además, os dejo unas fotitos del bautizo de mi sobri :D

Mi pequeñito motivo de ausencia :D

¿Queréis saber el por qué de mi ausencia? Esta personita es la que ha hecho que apenas me haya pasado por el blog desde la última vez que prometí actualizar con más frecuencia.
(Foto de Jesús con media hora de vida)
Para aquellos que estéis pensando que he sido madre, no, no lo he sido. Es mi nuevo sobrinito Jesús que nació el día 22 de febrero, pesó 3,690kg y midió 51cm aunque a los 15 días ya medía casi 54cm.
(Foto de Jesús con una semana)
¡No os podéis imaginar lo que esta cosita tan pequeña me hace disfrutar! y si además le juntamos a su hermano (del cual además de tía soy madrina) ni os cuento.
Asi que he pasado carnaval, cumpleaños (sí el día 7 de marzo llegué al cuarto de siglo) y todos los fines de semana desde que nació viajando a Santoña para poder estar con ellos y verlos crecer.
Mañana, (bueno ya hoy) cumplirá un mesecito ¡Si parece que fue ayer cuando nació! Recuerdo haber dormido tres horas y haber llegado al hospital a las 8 de la mañana para ver a mi hermana antes de entrar a quirófano, recuerdo el cansancio que tenía, pero aún así no me dormía de los nervios que tenía.
Recuerdo cuando el pediatra apareció en la habitación media hora después con él, tan blanquito y pequeño, tan gordito, con los ojos completamente abiertos y tan frágil en su cunita y cómo se me empañaron los ojos de felicidad. Recuerdo la primera lagrimita cuando unas horas más tarde pudimos tenerle en brazos. Me encanta la tranquilidad que crea en el ambiente, y es que me pasaría horas y horas mirándole, aunque simplemente esté dormidito.
(Foto de Jesús con un mes)
¡Bienvenido a casa!

Tiempo para novedades

Cuando terminó el año me propuse hacer un recuento de todo el año que terminaba, intentar acordarme de cosas que destacar de cada mes y hacer un balance del año, pero eso se quedó en mi cabecita nada más.

Empecé por el final, por diciembre, pero creo que sólo llegué a septiembre, como muchísimo agosto, el resto de meses no los recordaba bien asi que... ¿para qué seguir? Tras esto decidí hacer unos propósitos para este nuevo año, pero todo hay que decirlo, si algo tenía clarísimo es que ahora mismo mi vida es demasiado cambiante como para plantearme unos propósitos. Hoy en Madrid, mañana quién sabe dónde... asi que ¿para qué plantearme cosas si puede que mañana esté en otro sitio y no pueda cumplirlas? Lo que si tenía claro es que me gustaría volver al blog como lo actualizaba en sus orígenes. Y aquí estoy para cumplirlo.

 Aunque haya tardado un mes en hacerlo pero ha habido muchos temas por el medio. Cosas positivas como que me renueven en la agencia y me hagan contrato por 6 meses. Me encanta mi trabajo asi que, ¿qué más puedo pedir? Tener que buscar un piso para estos 6 meses, ¡no sabéis lo complicado que es alquilar un piso por 6 meses! Pero también pequeños sustos de salud dentro de la familia que me han tenido un poquito out de todo. Era un tema importante, que me tocaba la vena sensible y he de reconocer que ni me acordé de que tenía un blog.

Al principio deberíamos esperar un mes por los resultados, afortunadamente en el mundo de los seguros médicos privados puedes elegir los médicos que quieras y en dos semanas supimos el resultado. Resultado positivo, muy positivo, tranquilizador, esperanzador. Todo está perfecto, no hay ningún problema y yo he vuelto a dormir, he vuelto a sonreír, he vuelto a poner música en el despacho como cada mañana y en definitiva he vuelto a ser YO. Asi que tras la mudanza de estos días no tengo mucho que contaros por el momento. A finales de este mes que acaba de empezar seré tía de Jesús, nombre de mi nuevo sobrinito que ya pesa 3 kilos y faltan 3 semanas y media. Es gordete y está mal que yo lo diga pero tiene unos mofletes.... dignos de hacer oyoyoyyy que niño tan guapo (imaginad a la típica señora cogiendo los mofletes del niño y haciéndolo :P) Tengo unas ganitas de verle la caritaaaa que no os lo imagináis, ¡que una ecografía en 4D no es lo mismo que tenerle en brazos! No os entretengo más. Bueno sí, para todos aquellos que estéis en redes sociales y queráis agregarme... Mi facebook
También estoy en Linkedin, Xing y Foursquare, pero esas las uso menos :)