31 agosto 2011

Ir de cañas y el amigo que bebe agua

No penséis nada raro, seguro que cuando habéis leído el título del post os ha recordado a alguna situación vivida con amigos o conocidos y te has identificado en uno de estos dos grupos:
1. Eres de ese tipo de personas a los que no les gusta la cerveza ni las bebidas con gas.
2. Tienes el típico amigo del grupo 1.

Si estás pensando a que grupo pertenezco está claro... ¡al primero! :D

Si os paráis a pensar, ir de cañas con los amigos es algo la mar de normal, divertido, entretenido, está de moda, mola... pero para aquellos a los que no nos gusta la cerveza puede convertirse en una situación difícil porque... ¿qué hacemos? 

Recibes una llamada/mensaje/ whatsapp de un amigo en el que te avisa de que han quedado para ir de cañas y empieza un ritual en tu cabeza que más o menos siempre es el mismo... Pa que voy a salir de cañas, si no me gusta la cerveza y al final voy a terminar bebiendo agua y siendo el rarito del grupo... a lo que después piensas... claro, que si me quedo en casa soy raruno y además marginado y luego me van a venir con que fulanito ha estado con menganita... que si a pepito le ha pasado tal cosa y no te has enterado por no ir de cañas... asi que mejor voy a salir, me bebo mi botellita de agua tan pichi y paso un rato guay con los amigos.

Claro... que todo esto se te olvida cuando el camarero pregunta que quieres, a lo que respondes "una botella de agua" y ya la has cagao,  tanto el camarero como tus amigos te miran con cara rara y piensas... "pa que habré venido..." Finalmente, y después de haber pasado ese momento ya puedes estar tranquilo... siempre y cuando no se cambie de bar claro :P

¿Qué pasa si tienes un amigo de estos en tu grupo? Pues que deberías pensar en lo mal que lo pasa el pobre cada vez que quedáis todos para ir de cañas!!!

10 comentarios:

Mi casa de juguete dijo...

A mí tampoco me gusta la cerveza... Lo bueno es que los amigos ya lo saben y lo tienen asumido como algo natural. Pero...¿qué me dices de la primera vez que quedas con alguien? Lamentable...jajaja

Y yo con estos pelos dijo...

Jajajaja cierto Aida, eso es lo peor del mundo!!! o quedas pa un café o para tomar algo... en invierno tengo excusa, café que hace frío pero en verano...
¡veo que tenemos una cosita más en común!

conxa dijo...

yo soy cervecera,cervecera,cervecera, creo que lo sabes. Y tengo gente en mi grupo que no bebe nada de nada. Y chica,no pasa nada, una vez se sabe y siempre que la otra persona no te corte.

Porque también se da el caso del amigo que no le gusta la cerveza, y que encima te come la oreja con el "no entiendo como te gusta" "No entiendo como podeis beber tanta cerveza" y en ese caso si la mandas a cagar a la vía.

en fin...... se puede beber cualquier cosa sin alcohol y ser perfecta.

Bambú dijo...

Jajajaja, mortal esto!!. Yo soy del primer grupo también, vamos, la rarita del grupo, la que bebe agua o cocacolita si me apuro mucho... jajaja.

Me ha encantado!!

Niki dijo...

Yo soy como tú, pero desde q he descubierto el Nestea... se acabó el problema (:

Perséfone dijo...

Pues yo era del grupo 1 ¿y sabes que pasó? Terminé pasándome al 2. No me preguntes cómo, pero así fué xD

Por mi parte, tampoco pasa nada si a alguien no le gusta la cerveza ¡faltaría más! Existen los refrescos, los zumos, granizados... ¡y la botella de agua!

Un saludo.

Un cura dijo...

Yo soy también del grupo número 1... pero hay tantas cosas que se puede uno beber. Al fin y al cabo, lo importante es la compañía. Un saludo y felicidades por el blog. Lo acabo de descubrir pero pasaré por aquí de vez en cuando. Un saludo.

Wílliam Venegas dijo...

Me hizo reir esta embriagante entrada. Una cervecita de vez en cuando no hace daño.

Saludos!

Aniña (@vampyevil) dijo...

Yo estoy en tu grupo y tienes toda la razón, me alegro de haberte encontrado de nuevo, te perdí la pista...:)
besitos

TRABAJO ARTESANO dijo...

Lo mismo nos paso a nosotros que somos de Asturias y vinieron unos amigos de cataluña a vernos. Nos vamos a una sidrería a tomar unas sidras y a uno de los amigos que le da por pedir una cerveza. Después de hacerle entender que estábamos en una sidreria no había quien lo separara de la botella. jejejeje

Uno de los dichos de tomar la sidra es que luego hay que mearla (hacer pis), y alli etaba el pobre mirando para un lado y para el otro diciendo ... pues yo no tengo ganas de ir al baño. Así estuvo toda la noche preocupado.

En fin cosas que pasan. He estado mirando tu blog y me ha gustado mucho, a ver si tienes un tiempo y nos vas actualizando con nuevas historias.

Un saludo

Si quieres ver lo que hacemos ya sabes donde encontrarnos.

>