21 septiembre 2010

Excursión Lagos de Covadonga

Un fin de semana de agosto, decidimos unos amigos irnos a conocer los famosos `Lagos de Covadonga´. Al principio la idea era ir un domingo a pasar el día, pero finalmente tras la propuesta de uno de ellos de irnos un día antes, aceptamos. En un día lo preparamos todo, miramos en Internet un camping cerca y nos decidimos por el Camping Covadonga.

Salimos el sábado por la tarde en dos coches, y en dos horillas y algo llegamos. Pagamos y bajamos a la parte de acampada para instalarnos. Después de dar vuelta con el coche a todo el camping y de pararnos en dos sitios pensando que era el definitivo, finalmente optamos por uno más apartado, ya que vimos que era un muy tranquilito y poco ruidoso, y nosotros queríamos escuchar música etc.

Del camping puedo destacaros varios momentos:
1. Como somos unos chicos muy acostumbrados a ir de camping (ironía) no llevamos nada para clavar los hierros de las tiendas, y con unas piedras que encontramos tuvimos que hacerlo como mejor pudimos.
2. Estuvimos genial, si no fuera porque la tienda de mi amiga tenía... no se, caían gotitas y aparte de la helada que caía pasé bastante frío, humedad de esta que se te mete en el cuerpo y no la quitas.
3. Hasta las 3 de la mañana no pude dormirme, entre la luz de la farola (me gusta dormir a oscuras), el ruido del río que bordea el camping (no me gusta ruido al dormir) y los búhos e incluso... ¿lobos? No os sorprendáis que nos cagamos de miedo cuando a las 3 empezamos a oír diversos auuu repetidamente y muy cerca, sonaban demasiado reales...

El domingo nos levantamos temprano y nos fuimos a los lagos, primero vimos la Santa Cueva, la Basílica y después ya cogimos el bus que te lleva a los lagos ya que no puedes ir con tu propio coche. Aunque en Internet habíamos leído que se recomendaba ir en playeras, nosotros antes muertos que sencillos nos plantamos en sandalias, incluso chanclas... pero se podía andar bien.

Recomiendo la excursión a todo el mundo, pasas el día, das un paseo por los lagos que además tienes la opción corta y la larga y respiras aire puro y además hay pura tranquilidad. Yo fui un domingo que había bastante gente pero aun así no se oía griterío, simplemente calma. Vamos que me hubiera quedado mucho más rato allí arriba. Os dejo unas fotos para que veais cómo es.

5 comentarios:

Aida dijo...

Hace siglos que no subo a los lagos y eso que vivo en Asturias...
Preciosas las fotos!
Un besín!

REHTSE dijo...

Que chulas las fotos. Nosotros subimos este verano con el coche... el problema es aparcarlo. :?

PS. Me encanta el nuevo look del blog.

Luis dijo...

Qué bonitoooo!!! y qué envidia, necesito escapar del mundanal ruido!!!
Un besote!!!

M@r@ dijo...

Mira que es a uno de los lugares donde más me gustaría ir,tengo algunos amigos allí,sería una buena escapada para disfrutar...
Un abrazo:)

♥ Noepola ♥ dijo...

Como buena Asturiana que soy me encanta este lugar. Suelo ir todos los años y siempre me respigo y todo la piel cuando estoy alli. Para mi es un lugar muy especial.

Lo del camping realmente fue toda una aventura jeje. La verdad el tiempo aquí en Asturias no esta tan bien como debería y las noches son bastantes frías. Y bueno lo de los animales es lo mas normal del mundo, sobre todo por esa zona. Pero no suelen atacar a las personas jaja, se asustan de la gente mas bien.

Besitos!

>