08 julio 2010

El verano es...

Tranquilidad. A pesar de los jaleos típicos de ir a la playa con todas las cosas, tener que buscar sitio para aparcar, a veces más rápido a veces tardando un rato... de las fiestas veraniegas de fin de semana o de las fiestas de los pueblos de verano con conciertos incluidos, cumpleaños, días de esos que dices... vamos de comida, y acabas enlazando con la cena y la fiesta de por la noche, a pesar de las barbacoas playeras o en mi casa de verano etc cosas todas ellas las cuales me requeteencantan hay momentos en los que me gusta disfrutar de una gran tranquilidad.

En invierno no leo ningún libro, todos sabéis que cuando publicais algo sobre algún libro en invierno os comento diciéndoos que hasta verano nada. Pues en verano me encanta, en la playa no me gusta, es mas jaleoso y prefiero oír música o cotillear con mis amigos, pero en mi casa de verano me gusta tumbarme en la hamaca en el jardín y ya sea a tomar el sol o mientras esta nublado, leer un libro tranquilitisimamente... y es que me meto dentro de él y se me olvida todo lo demás, solo estoy concentrada en el libro rodeada de una completa tranquilidad típica de campo con los pajarillos cantando alrededor...

Me gusta también tumbarme en el jardín con mi sobrino a ver las nubes, como se mueven más rápido o menos, cómo van formando y deshaciendo figuras y cómo donde yo veo una cosa el ve otra, o pasear por la playa cuando no está llena de gente. Afortunadamente en el mes de julio se llena los findes, cuando la gente del país vasco viene a pasar el finde, pero el resto de días es digna de darte un paseillo tranquilamente, poco a poco, disfrutando de las olas que llegan a la orilla y chocan con tus pies, del olor a mar debido a la brisa que hay, de la arena blanca de la playa de Berria... pero no sólo en días soleados, también me gusta llegar a la playa a las 10 de la mañana cuando esta saliendo el sol y está la playa casi vacía, o un día casi nublado en el que vas paseando por ella y parece que la playa fuese solo mía.

Por todas estas cosas, me encanta el verano y sus ratos de tranquilidad y calma total.

5 comentarios:

REHTSE dijo...

Menuda envidia me das, yo, no solo continuo con el mismo horario del resto del año sino que encima al salir de trabajar me encuentro en medio de un secarral a 40º... creo que ya lo he dicho alguna vez, pero, qué afortunada eres de vivir en Cantabria :)

wílliam venegas dijo...

Pues el próximo verano véngase usted para Costa Rica, yo le doy posada, solo piensa en los pasajes.

M@r@ dijo...

EL verano es divertido cuando no tienes nada que hacer,yo perdí la costumbre de leer y es algo de lo que me arrepiento muchisimo...Espero que vuelva a retomarlo¡¡¡
Feliz veranoooooo

Aida dijo...

Esos momentos son maravillosos, los que más aprecio...
Llevo una temporada sin escribir en el blog, no sé si volveré o no... Pero te sigo leyendo :)
Un abrazo!

FERNANDO SANCHEZ POSTIGO dijo...

Se nota que amas y disfrutas con el verano. Sigue así que todavía quedas más días de veranito. Besos.

>