15 junio 2010

Llegó el momento de dar y dejar de recibir.

El viernes fue mi graduación y ya puedo decir que soy Licenciada en Publicidad y Relaciones Públicas. Como bien dijo el presidente de la Fundación Nebrija de mi Universidad, he llegado a una etapa de cambios. Hasta ahora, todos estos años se han basado en recibir, y ahora es momento de dar.

Desde que nací, no he parado de recibir. Primero, cuando era bebé, mi familia me cuidó, me enseñó a andar, a hablar… hasta que llegué a los 3 años y empecé el colegio. Sí, no fui a la guardería. De mi etapa de infantil solo tengo dos recuerdos, uno de ellos, cruzar del colegio de los peques al enorme edificio de los mayores para ir al comedor a la hora de la comida.

 El otro, cuando nos trasladamos a vivir a otro sitio pero seguía yendo al mismo cole, asi que recuerdo madrugar más y coger un autobús para ir hasta ese colegio, aunque sé, que durante todos esos años, aprendí algo tan básico como números, letras, o incluso aprendí a leer.

Tras esto, comencé el colegio desde los 6 hasta los 14 años, primaria y la Eso, en la que tuve diferentes profesores/as de los cuales aprendí cosas muy diferentes. Era una clase “de quinquis” o eso nos decían algunos profes, mis compis estudiaban lo básico y yo, estudiando dos días antes, sacaba la mayor nota, lo que me llevó a acostumbrarme y “estudiar el último día sin ningún esfuerzo porque siempre iba a tener mejor nota que ellos”.

De ahí, pasé al instituto en el que estuve 4 años, una época de cambios, nadie de mi clase del cole pasaba a ese instituto porque tenia fama de difícil, y me enfrentaba a conocer al resto de mis compañeros nuevos. De ahí he sacado los mejores amigos que tengo actualmente, aunque también recuerdo con amargura la perdida de un gran amigo y compañero de clase. Y finalmente me enfrenté a la temida selectividad, que, para que negarlo, nunca pensé que fuese para tanto.

Decidí estudiar magisterio especialidad inglés, porque me gustaban los niños y el inglés, y así lo hice, aprendiendo más cosas de las que había imaginado. Comencé pensando que mi carrera iba a estar centrada en el inglés,y terminé descubriendo que había aprendido psicología, pedagogía o derecho entre otras cosas.

Y finalmente decidí, que lo que me gustaba era la publicidad y me marché dos años a la aventura a Madrid. Mas que aventura, podría decirse que iba con bastante miedo, a una ciudad desconocida, en la que ni tan siquiera conocía a nadie, y llegaba a un curso en el que todos se conocían menos yo. Todavía recuerdo las dos primeras semanas en las que, iba siempre prácticamente sola y perdida… pero salí adelante, aprendí cosas y conocí a gente increíble. Me he formado no solo profesionalmente sino también como persona viviendo lejos de casa y buscándome la vida, he conseguido dejar huella entre los profesores como me dijeron en la graduación y ahora todos estos años de recibir conocimientos han llegado a su fin.

Ha llegado el momento de dar, de comenzar a trabajar y dar rienda suelta a todos los conocimientos que a lo largo de todos estos años he ido adquiriendo y la verdad, es que tengo muchísimas ganas de poder comenzar a hacerlo, asi que… allá voy!!!

6 comentarios:

carla dijo...

Enhorabuena!!!!, aún recuerdo cuando descubrí tú blog y hacía poco que estabas en Madrid...y tús problemos en los viajes, sobre todo con los aviones, jjajajaaj, siempre te pasaba algo o cuando fué la tele y saliste en el reportaje...en fín, felicidades y sobre todo haz siempre lo que te haga feliz...

Aida dijo...

Mucha suerte!!!! Seguro que lo que viene será bueno para ti! Un besazo!

Shhh dijo...

felicidades!!!
pues sí, ya estoy de vuelta, y la despedida de ayer... pues un poco dura, pero ya se verá que ocurre...

y ahora a darlo todo de tí misma, mucha suerte!! y menuda suerte el que te tenga cerca... seguro que eres la mejor!!!

un besazo guapísima!!

Janton dijo...

Ups! Imperdonable! Había estado avisando a todos mis antiguos contactos de mi cambio de blog y te había "perdido" por el camino...

Felicidades, antes que nada, por tu título!!

Y decirte que sí, que realmente ahora empieza el momento de dar, de luchar, de salir a eso que algunos llaman el "mundo real". Suerte para navegar en esas aguas profundas! Que tal como van las cosas creo que la vas a necesitar!

Anónimo dijo...

Sonia, leo tu blog desde el principio, pero como no tengo una identidad, no he dejado ningún comentario hasta ahora. Te deseo mucha suerte en ese viaje tan largo que tienes que hacer, el de tu vida. Pero nunca has de olvidar, que aunque hayas acabado tu época estudiantil, nunca se paran de aprender cosas. Y más aún, no por eso has de dejar de recibir, porque de allí puedes sacar las mejores cosas. Y cuando des, dalo sin esperar nada a cambio; pero si te ofrecen, recibe con los brazos abiertos.

Un abrazo muy fuerte,
Alba

Perséfone dijo...

Cielo, muchísimas felicidades.

Aunque estoy segura de que sin haberte dado cuenta, otras personas han estado recibiendo de ti muchas cosas, te deseo toda la suerte del mundo en esta nueva etapa.

Y, por supuesto, espero que nos la sigas contando desde aquí.

Un abrazo.

>