14 agosto 2009

Ratón que te pilla el gato... ratón que te va a pillar...

si no te pilla esta noche... mañana te pillara....



aiii que canción más infantil y más inocente cantábamos de pequeños y no pasaba nada... quién me iba a decir a mi, que a mis 23, iba a ver como un gato cazaba un ratón de campo...

Porque resulta, que no soy muy amiga de los animales, no por nada, que yo ellos por su lado, yo por el mio y todos tan felices y contentos, que no tengo na en contra de ellos pero cuanto más lejos mejor...

Pues bien, desde hace ya... varios veranos, que no me acuerdo ni cuantos, desde que vamos a mi casa de verano, se pasea por mi jardín un gato rubio de estos... que no tiene collar por lo tanto todo indica que sea un gato callejero pero que en verdad esta bastante cuidado y limpio, todo visto desde la lejanía que yo no me arrimo ni por asomo...

Y de donde ha salido? no lo sabemos, solo sabemos que a veces aparece debajo de los pinos que cierran mi casa al fresco... o durmiendo una siestecita... o dándose un paseo por la huerta en la que mi padre pasa las horas sin aburrirse viendo crecer sus verduritas...

Pero resulta que el otro día le vimos hacer una cosa rara... y es que perseguía el típico ratón de jardín o mejor dicho de campo!!!! y cuando parecía que se le iba a escapar... qué hizo? lo cazó! y lo mató y se lo llevó en la boca como un triunfo!! pero no penséis que se lo comió... que no!!! el gato se puso a jugar con él como si fuera una pelota con la que jugase a fútbol, increíble pero cierto!!!

Pobrecillo que al final se quedó sin su triunfo cuando mi padre, en vistas de que no se iba a ir en toda la tarde y a saber donde iba a dejar luego su víctima le abrió la manguera que tenía cerca y el gato saliendo corriendo echando leches... después de todo, nosotros vamos 4 meses al año y el resto algún finde y él aguanta allí todo el invierno... casi que la casa sería más suya que nuestra no?pues no! que no se equivoque!

10 comentarios:

Chicho dijo...

y se quedó sin merendar?eso no se hace a un lindo gatito....ji ji

Chicho dijo...

y se quedó sin merendar?eso no se hace a un lindo gatito....ji ji

FERNANDO SANCHEZ POSTIGO dijo...

no me gustan mucho los gatos. Aplaudo la decisión fulminante de tu padre. Un abrazo.

Aida dijo...

Los gatos son mi debilidad, me encantan! Reconozco que los callejeros son un poco salvajitos, pero los pobres qué van a hacer...

seo dijo...

mi gato caza dos gorriones de media por dia asi que estoy acostumbrada a verle jugar con el, no caza por comida sin no por diversion

y los gatos son monisimosssss

sonia7386 dijo...

Chicho, pero se quedo sin merendar porque quiso ehh que fue el quien no quiso comerse al ratoncillo, que tiempo de sobra tuvo pero lo desaprovecho jugando jeje mas bien yo creo que pasaba de comerselo que solo queria jugar con el...

Fernando, a mi no me gusta ninguna clase de bicho jejeje

Aida, este ya digo que no se de quien es... pero salvaje no es, solo se pasea por mi casa cuando le apetece pero cuando nos ve.. o sigue tumbado debajo de los arboles, o se pira corriendo jaja

seo, dos al dia? madre mia pobres pajarillos los que vivan cerca tuyo jajajaja

REHTSE dijo...

Es que los gatos son así de felices, salvo que tengan mucha hambre, les gusta jugar con la comida... aun me acuerdo de cuando me encontré una cabeza de pollo escondida en mi cama, lo hubiese matado :?

Gitana de Arte dijo...

¡De cualquier malla... sale un ratón, oye!

Jajaja... que agradable tu relato, gatos felices y juguetones que hasta nos ponen a escribir.

Saludos desde Colombia.

sonia7386 dijo...

Rehtse, una cabeza de pollo en la cama??? agggg que asquillo no? jajajaja la verdad que este solo jugo con el, vamos que no me dio a mi la impresion de que se lo fuera a comer en algun momento...

Gitana, pues si que me hizo escribir el gato si jejeje si es que a veces hay historias de todo tipo para contar jeje

LittleBell dijo...

Qué gato más mono el de tu foto!!! yo tengo una gata en mi casa, bueno es un piso, no lleva collar porque es muy nerviosa y no aguanta tener nada asi que campa por los 60 m2 a sus anchas, nunca se ha escapado ni sale de casa, ni siquiera en el pueblo y el sentido de la caza lo debe tener algo atrofiado aunque, si ve a algún pájaro que se ha posado en la terraza lo mira super atenta.

Con respecto a los animalitos... a mí tampoco me gustan yo por un lado y ellos por otro, a mi gata la aguanto porque es independiente y ambas nos ignoramos mutuamente aunque hace mucha compañía.

>